Casos de la vida real: militares, reciclaje y multa

Esto que voy a contar es cierto. Es algo que pasó. Me lo contó la gente a la que le pasó. No es mentira. Quizás el final parezca ficción, pero no.

Resulta que llegaron cuatro militares a un negocio dentro de un centro comercial. Caía la tarde. La secretaria los atendió. El diálogo fue más o menos así:

– Queremos hablar con el dueño-, exigió el de verde que llevaba la voz cantante; los otros tres solo miraban.

– Él ya se fue.

– Bueno, vamos a revisar el negocio, queremos ver si ustedes cumplen con las normas de reciclaje.

– Pero y qué normas son esas-, pregunta la secretaria sorprendida.

– Ustedes deben tener dentro su negocio varios potes de basura divididos en plástico, papel vidrio, y así.

– Nadie jamás nos dijo eso.

– Ustedes deben tenerlo así. Lo siento. Dígale al dueño que vaya mañana a esta dirección con toda esta documentación del negocio. Está multado. Mañana yo hablaré con él.

La secretaria revisa los papeles que piden los hombres y de una sabe que no los tiene todos. Siempre piden cosas inexplicables. Algo así como la foto del bautizo de tu abuela. Cosas muy parecidas.

Al día siguiente, el dueño se dirige al lugar de encuentro con los papeles en regla de su negocio. Llega al lugar, se presenta y comienza a hablar con el que hizo la inspección la noche anterior.

– Mire, aquí están los papeles, más de esto no tengo-, le dice resignado el dueño del establecimiento.

– Usted sabía las normas de reciclaje, esas cosas no se pueden pasar por alto.

– Nunca nadie nos dijo eso, de hecho ni el centro comercial tiene divididas sus papeleras así.

– Bueno, mire, en realidad nosotros lo que queríamos era pedirle una colaboración de veinte mil bolívares para levantar este muro, porque los malandros se están metiendo para acá para el destacamento.

En ese momento, el dueño del local no sabía si reírse, si preguntarles si eso era una broma o decirles que no entendía nada. Al final, solo les dijo que les mandaría el dinero más tarde.

Se los dije, el final parece ficción, pero no lo es.

Anuncios

2 comentarios en “Casos de la vida real: militares, reciclaje y multa

  1. Lamentable lo que vive la empresa privada con este régimen. Quieren acabarla como sea. Insólito que los militares se sientan temerosos y martillen a comerciantes para levantar un muro por los malandros. En manos de quienes estamos si los militares le tienen miedo a los malandros? Increíble

  2. Ellos son los primeros bachaqueros y descarados y esto a quien le pones una denuncia a nadie y si no pagas atente consecuencias A donde hemos llegado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s