Un día normal es un día de furia

Convivo con 30 millones de William Foster, aquel genial papel que hizo Michael Douglas en la película “Un día de furia”, por allá por los años 90. Digo que convivo porque Venezuela está repleta de Fosters que caminan iracundos y de mal genio, que contienen su rabia o arrechera -llámala como quieras- y que, en la mayoría de los casos, no saben como canalizarla. Y no es para menos. Seguir leyendo “Un día normal es un día de furia”

Anuncios